Alrededor de las 22 horas del domingo, un comerciante fue sorprendido por un delincuente en su negocio ubicado en calle Irigoyen al 700 y fue víctima de un intento de robo.
Se trata de Antonio Blanco, de 80 años, quien estaba en su comercio cuando ingreso un sujeto con el rostro cubierto y la finalidad de robar y lejos de sentirse intimidado, forcejeó con el delincuente más allá de que este se encontraba armado con una escopeta.
Mientras se producía esa gresca ingresaron al negocio la mujer de Blanco y su hija y ahí fue cuando el ladrón se dio a la fuga.
La policía busca identificar al malviviente.

ROBO EN UNA PARRILLA
Una parrilla que se encuentra sobre Ruta Nacional N°5, a la altura del kilómetro 210, fue blanco de un robo ocurrido durante la madrugada de ayer.
Su propietario, Rogelio Ochoa, descubrió el faltante de varios elementos como dos tubos de gas con regulador y una bomba de agua que se encontraba amurada.
Aparentemente los delincuentes pudieron ingresar por la parte trasera y se calcula que el valor de lo sustraído asciende a los $10.000.