El programa de Responsabilidad Social de Bragado Club, denominado Un Club para Todos, fue seleccionado entre 455 proyectos de inclusión social de todo el país, a través de un concurso organizado por la Fundación Banco Nación Argentina (FBNA).

El concurso llamado “Pais Presente”, se propuso ayudar a organizaciones sin fines de lucro que trabajan en proyectos que inciden en el bienestar y la calidad de vida de poblaciones vulnerables. Para cumplir con este objetivo, la Fundación convocó a todas las instituciones que están formalmente constituidas a que presenten una iniciativa concreta en la que se encuentren trabajando y que necesite apoyo económico para profundizar su impacto y ampliar o replicar su alcance.

La institución Tricolor participó con su programa de inclusión social que ya lleva casi dos años de desarrollo. Mediante esta distinción que llega a todas las provincias, incluida la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, se recibieron fondos que permiten seguir sosteniendo el programa.

Los recursos recibidos por este premio, se suman así al aporte permanente que realizan decenas de socios anónimos y un conjunto de empresas del territorio: Acerbrag SA, Nutrien, Aibal, Itarsagro, Banco Hipotecario, Cargill, Distribuidora Arcor de Rafael Limonta, Claro de Fernando Gobet, Sancor Seguros, Pinturería Bragado, Panadería La Nueva, La Bragadense SA, Euskal Agro, Unitrans y Transporte Naro SRL.

El proceso de evaluación y selección de las iniciativas postuladas estuvo a cargo de un comité evaluador liderado por FBNA y autoridades del Banco de la Nación Argentina, en alianza con la plataforma de inversión social e impacto colectivo Potenciar Comunidades.

Una vez seleccionadas las organizaciones e iniciativas ganadoras, se comunicaron los resultados a través del sitio web de la convocatoria y se realizó la firma de los convenios correspondientes.

Un Club para Todos está transitando su segundo año con una convocatoria que ronda los 100 niños diarios. Los participantes tienen actividades deportivas y recreativas programadas cada día, bajo la supervisión de profesores de educación física y de cada especialidad. Como complemento, los niños reciben desayuno en el turno mañana y merienda en el turno vespertino.