Un policía de 54 años se quitó la vida en los primeros minutos de la madrugada de hoy en su vivienda ubicada en Pringles 585, casi esquina Tucumán.
Según trascendió, Javier Luján simuló que se iba a acostar en su dormitorio y allí se autodisparó con su arma reglamentaria.
La situación fue advertida inmediatamente por su esposa, ya que se encontraba en la casa y escucho el disparo, y llamó al hospital pero el hombre murió camino al nosocomio.
Lujan tenia el cargo de Teniente Primero y prestaba servicio en la Jefatura Departamental de Junín.
Se desconocen las causas que llevaron a que tomara esta drástica determinación.