Días atrás los vecinos de la Localidad de Máximo Fernández se reunieron para despedir el año y augurar un buen 2.020.
Se compartió una grata noche en donde cada uno aportó a «la canasta» y el fuego comunitario fue el punto de encuentro de la reunión para preparar unos buenos choripanes.
Participaron de la velada desde caracterizados vecinos, hasta nuevos pobladores que llegaron del norte argentino para trabajo de desmonte.
Sin dudas que el ascendente Club Juventud Salaberry tuvo sus representantes, con su presidente Juan José Bori y Horario Dana con sus respectivas familias.
El delegado municipal Bernardo Galván ofició de anfitrión de un encuentro del que también participó el Secretario de Poblaciones Rurales y Caminos de la Producción Alexis Camus.
Distintos asuntos surgieron de las espontáneas conversaciones, con temas que albergan esperanza en el futuro y otros, como es lógico, con preocupación; pero siempre unidos por el positivo espíritu navideño que sobrevoló toda la noche.