Organizada por el grupo de apoyo de la Capilla Santa María Goretti y el padre Carlos, el pasado sábado por la noche se realizó un emotivo pesebre viviente con los niños de la localidad, también con los que llegaron desde Chacabuco y Bragado.
Tal como tradicionalmente se realiza desde hace 20 años, todos los iralenses se dan cita para vivir un momento único y en esta oportunidad con la presencia de reyes magos del lugar, quienes llegaron a caballo para repartir bolsas de golosinas a todos los niños.
Acompañaron al delegado Rubén Pedersoli, el intendente municipal Vicente Gatica; el secretario de Localidades Rurales y Caminos de la Producción, Alexis Camús; secretaria de Hábitat y Vivienda, Natalia Gatica; delegados municipales de O’ Brien, Miguel Ángel Lagrutta y de Comodoro Py, Andrea Gómez; directora de discapacidad, Silvina Flores; coordinadora de Localidades Rurales, Clarisa Gorosito y vecinos de Irala que luego de la santa misa y el pesebre viviente bailaron al ritmo de Daniel Cicala y Diego García.