El edil fue duro en sus conceptos sobre la apertura de sesiones del jefe comunal. Planteó falta de seriedad. Habló de “promesas incumplidas”, y de “mentiras varias”.

Sergio Broggi se presenta en la ciudad, a sólo dos meses de asumir su banca, como un claro opositor a la gestión de Vicente Gatica al frente del municipio. Luego del inicio de sesiones ordinarias, y el discurso del intendente, tuvo duros conceptos hacia la gestión y los dichos de Gatica.

“El mensaje del intendente mostró con claridad la falta de seriedad y el poco respeto que tiene por los bragadenses, ya que vino a mentirnos en la cara.”, comenzó el edil.

“Voy a señalar algo que tiene que ver con el poco respeto, y es que , luego de 4 años en los que Gatica prometió las 116 viviendas sociales que nunca concluyó, ¿hoy vuelve a anunciar su realización?. Durante 4 años lo escuchamos desprestigiar y hasta decir que la construcción para neonatología era un “galpón”, ¿y ahora viene a anunciar que ahí mismo, en lo que llamó galpón, inaugurará un Hospital pediátrico?…y para completar, lo oímos decir que el “anfiteatro” en la Plazoleta Alfonsín era un “mamarracho”, ¿y ahora, sólo sacando el techo, lo inaugurará como un “escenario al aire libre”?, se preguntó con ironía Broggi.

“No tiene límites la mentira en estos funcionarios, son una marca registrada de CAMBIEMOS, lo que Macri y Vidal mintieron en nación y provincia Vicente lo sigue replicando en Bragado”, disparó el edil.

“Hoy tenemos un intendente que ni siquiera mencionó los cuarteles, que carece en su discurso de políticas públicas para Bragado. Yo pregunto con criterio: ¿cuál es el programa, plan, proyecto que el intendente de Bragado desarrolló o presentó en esta apertura de cara a los ciudadanos?”, dijo Broggi.

“No habló de nada, volvió a anunciar por quinta vez lo mismo. Es decir, Gatica hizo 5 discursos de apertura en el Concejo, y los cinco fueron con los mismos ejes…las viviendas sociales que promete, debemos multiplicarlas por 5 acaso?”, dijo Sergio Broggi.

“Un municipio que incumple con sus deberes, no habilita el RAFAM a los concejales para que podamos ver cómo se gasta el erario público (que es una obligación que tiene), un intendente que además de tener a toda su familia en el estado, encima llenó de amigos las áreas municipales y se encargó de ubicar a sus militantes”, manifestó Broggi.