El tenista local Genaro Olivieri se refirió hoy, en comunicación con Mañanas en orsai (9 a 12, por la 91.5), a su presente más que positivo.

Al comienzo, reconoció que este aislamiento en Bragado le complica su entrenamiento físico y, sobre todo, deportivo. «Tratamos de mantenernos con lo que hay, con lo que se puede», agregó.

Hace algún tiempo, tomó la decisión de instalarse en la ciudad de Buenos Aires. Sobre este cambio de vida, contó que es todo un desafió que, cuando pase la pandemia, volverá a sentir.

En Capital Federal también comenzó con otros entrenamientos. Está conforme porque «se ve la mejora». «Eso a uno lo deja un poco tranquilo, en las decisiones que va tomando», amplió.

Además, reconoció que la idea de ir a Buenos Aires era para «buscar una evolución en lo profesional». Como los resultados son positivos, eso le aa muchas fuerzas para continuar.

Actualmente, se encuentra en el puesto 392 del ranking mundial, el mejor de su historia. «Me siento confiado», completó el joven bragadense de mejor futuro.