Se fue de Bragado cuando era muy joven, en busca de un sueño que hizo realidad. Pero nunca deja de volver porque es la ciudad que ama.

Desde chico supo que la música era lo suyo. Es una pasión que jamás dejará, esa que le hace sonar el alma.

Se trata de Paulo «Fatiga» Dacal Coñequir, un baterista con todas las letras. El viernes último recibió el llamado de Mañanas en orsai y habló de todo.

Consultado por este aislamiento, respondió que es un momento para sentir y pensar. «Las dos cosas son muy importantes para el ser humano», sumó.

«No es un momento cualquiera el que estamos viviendo», expresó. Por eso, lo aprovecha al máximo también para crear.

Además, se refirió a Danilo Guayta, ex líder de Os Mocos fallecido hace dos años. «Es imposible que desaparezca», confesó emocionado.

Como no podía ser de otra manera, recordó el regreso de La Leyenda. Fue al final, cuando revivió la histórica noche que el Constantino respiró el año pasado.