Se nombra poco, pero esta pandemia también provoca grandes inconvenientes en el mundo de la justicia. En el caso de la provincia de Buenos Aires, por su población, las cosas son más complicadas.

En diálogo con Mañanas en orsai, el presidente del Colegio de Abogados de la provincia de Buenos Aires y de su par del Departamento Judicial Mercedes, Mateo Laborde, explicó este presente.

Al comienzo, comentó que la Corte provincial decretó asueto con suspensión de términos, donde solo se atienden urgencias.

A su vez, indicó que la justicia provincial afronta estos días con un expediente electrónico, incorporación de puestos remotos y modalidad de teletrabajo.

Además, recordó que la provincia cuenta con 65.000 abogados, mientras que en el Departamento Judicial los trabajadores del derecho llegan a 1.800.

Por todo ese combo, reconoció que la situación de los letrados de Buenos Aires es «muy difícil». Ante esto, valoró las gestiones realizadas para aliviar a los más  afectados.

Otro de los puntos que remarcó fue que en territorio provincial se encuentran en trámite 4 millones de juicios. «De ahí, la desesperación nuestra y la desesperación de nuestros clientes», agregó.

Al final, destacó las «muchas reuniones» que propone el Comité de Crisis de la Corte que integra, con el objetivo de llegar a una pronta solución.