Dijo que siente una «sensación agridulce» por haber llegado a dirigir la Primera y no poder estar en contacto con sus jugadores. Pero sabe que pronto vendrá la buena.

Es «Tino» López y el presente de Bragado Club. Lo precisó hoy, en un mano a mano con Mañanas en orsai (9 a 12, por la 91.5).

En primer término, comentó que los jugadores entrenan desde sus casas con una «predisposición extraordinaria». Todo se los manda el preparador físico Andrés Drunday a través de una aplicación.

Además, lo acompañan Alexis Martín y Carlos Navarro. Como no podía ser de otra manera, al igual que en el caso de Drunday, los felicitó por cómo le facilitan las cosas.

Los jugadores de más experiencia fueron elogiados por el entrenador. Según soltó, » son un espejo para todos los jóvenes».

Tampoco se olvidó de Jorge Habegger y Guillermo Pérez, entrenadores históricos del club. Por eso, indicó que el objetivo es «agregarle un poquitito más» a lo que consiguieron.

«Tengo fe de que esto va a ir pasando», manifestó sobre el aislamiento. Por el momento, seguirán entrenando a la distancia.   

A lo último, dejó conocer qué características de jugadores le gustan más, seguro de que juntos disfrutarán del buen fútbol.