OMIC y Guardia Urbana continúan realizando inspecciones por sobreprecios, con la colaboración de lo informado por los voluntarios en relevamientos diarios tanto en despensas y almacenes de barrio, como en las delegaciones.
En general se observa un mayor acatamiento a la normativa de Precios Máximos y cuando aparecen discrepancias, se obliga a los titulares a modificar la exhibición del/los precios, en el momento. Por otra parte se han enviado varias notificaciones a verdulerías y carnicerías a fin de que exhiban los precios de su mercadería y la semana próxima se continuará con dicha acción, pudiendo aplicarse sanciones a quienes no cumplan con la legislación vigente.