Vuelven a abrir sus puertas al público después de casi 3 meses. Fue un tiempo más que duro, que ahora intentarán dejar atrás cuanto antes.

Son los comercios gastronómicos y las primeras horas de esta «nueva normalidad», con estrictos protocolos para tener un riesgo nulo o mínimo.

Uno de ellos es Salón Azul, a cargo de Alejandro Córdoba, quien fue consultado hoy por Mañanas en orsai.

Al inicio de la charla, detalló cómo es el protocolo, con foco en un registro de clientes y las mesas.

Además, recordó que en Bragado son más de 200 las familias que dependen de la gastronomía.

También lamentó al final que no podrán continuar con las viandas solidarias por una cuestión de tiempo.

ESCUCHÁ LA NOTA