Querida Comunidad Bragadense,

Los comerciantes de todos los rubros ¨NO ESCENCIALES¨ de la ciudad nos hemos juntado para buscar soluciones a la desesperante situación que atravesamos.

Como todos, además de comerciantes, somos ciudadanos, hijos, padres, nietos, amigos y nos preocupa, como a todos, el flagelo de este virus.
Desde el primer día acompañamos a las autoridades municipales, al hospital y sobre todo a los profesionales de la salud y acatamos y respetamos todas las normativas y recomendaciones de las autoridades tanto municipales como de la salud.

Cuando se inició la cuarentena todos buscamos herramientas para sobrellevar nuestros negocios y mantener al personal, siendo el comercio el principal empleador de la ciudad, entendiendo que no existen muchas alternativas para mantener un negocio cerrado mucho más de 40/60 días sin facturar o con facturaciones que van del 5 al 10% de lo normal.

En abril y mayo tomamos créditos para pagar sueldos, hablamos con nuestros proveedores y les pedimos que por favor nos entiendan y esperen a que podamos abrir para hacer frente a nuestros compromisos.
Los 40/60 días que ya parecían difíciles de sobrellevar se transformaron en 180 días, 6 meses o medio año.

Los préstamos que tomamos para pagar los sueldos de abril y mayo empezaron en vencer en agosto, los proveedores a los cuales les pedimos paciencia ya no nos pueden esperar más, las facturas de luz, gas, alquileres, cargas sociales, etc, ya llevan 6 meses acumulándose.

Por otra parte, estamos convencidos que, con el debido respeto de los protocolos elaborados para cada actividad, las posibilidades de contagio en nuestros negocios son muy bajas. Los comercios considerados ESCENCIALES nunca cerraron sus puertas y no se ve que sean una fuente de contagios importante.

Nuestros negocios son ESCENCIALES para las miles de familias que viven o trabajan en el comercio y para la ciudad en general ya que el comercio repetimos es el principal empleador de la ciudad.

El día martes fuimos recibidos por las autoridades municipales, los cuales luego de escuchar nuestras inquietudes se comprometieron a permitir algunas de las actividades comerciales con protocolos y restricciones lógicamente a partir de hoy jueves, quedando algunas actividades aún imposibilitadas de abrir sus negocios al público como por ejemplo los locales gastronómicos y los gimnasios.

El único objeto de esta carta es expresarle a la comunidad que nuestra capacidad para sobrellevar esta situación se ha AGOTADO y nos es IMPOSIBLE SEGUIR CERRADOS, rogando que nos entiendan y nos ayuden a salir adelante, cuidándose y respetando el distanciamiento social. Creemos que hemos hecho un esfuerzo enorme para llegar hasta acá y ha llegado el momento de que nos permitan abrir nuestros locales o cerremos para siempre.

Los comercios de Bragado vamos a ser solidarios con todos los rubros hasta que todos puedan TRABAJAR, mantener sus empleos, sus negocios que con tanto esfuerzo instalaron y así poder mantener a miles de familias de nuestra ciudad.

GRACIAS POR ESCUCHARNOS.
COMERCIOS UNIDOS DE BRAGADO