Las tareas llevadas a cabo en conjunto por la Dirección de Seguridad Vial y la Comisaría de Bragado, en estos días pasados incluyeron operativos estáticos y dinámicos en diversos puntos de la ciudad, así como también control de alcoholemia en accesos a la ciudad.

En total, se labraron 19 actas de Infracción, de las cuales 12 conllevaron secuestro de vehículos.

La falta recurrente ha sido el faltante de casco protector obligatorio para circular en motocicletas.

A modo ilustrativo apelando a la toma de conciencia de quienes utilizan estos rodados, se hace mención de lo constatado por la Asociación Luchemos por la Vida: “El casco salva vidas al evitar o amortiguar golpes y heridas en la cabeza, devastadoras y discapacitantes. Los motociclistas que usan casco tienen un 73% menos de mortalidad y hasta un 85% menos de lesiones graves que los que no lo usan. 2700 vidas se salvarían por año si todos los que circulan en moto y ciclomotor usaran siempre un casco homologado.”.

Por noticias