Los manifestó el entrenador bragadense, Facundo Alvanezzi en un entrevista que le realizaron en el sitio «Sin Anestesia».

Entre otros conceptos indicó que – «Las escuelas de fútbol en cierta manera ayudan a los niños y jóvenes a mantenerlos contenidos pero, a su vez, logran generar una confusión muy grande porque los llenan de indicaciones que no tienen nada que ver con el amplio espectro del desarrollo del juego de los chicos. Hay miedo a gambetear, a la inventiva, al desarrollo de la creatividad, que para mí es un aspecto elemental en el aprendizaje de la enseñanza, cosas que se contraponen con el potrero. En las escuelas de fútbol de hoy es como si el chico estuviese teledirigido».

«Claro. Yo soy una persona que ama la libertad y dejo que la creatividad del futbolista me vaya indicando el camino por donde tengo que transcurrir con mi enseñanza y como llevarlo adelante. El fútbol es un juego brillante, apasionante, pero hay que dejar que los niños descubran por sí solos hasta donde pueden llegar. Los niños pueden descubrirlo todo aún sin nuestra enseñanza, algo que experimenté y sigo experimentando con el correr de los años. Lamentablemente las escuelitas de fútbol suelen ser un comercio donde se cobran cuotas para, muchas veces, desinformar al chico».

En el inicio de la entrevista los presentan como «FACUNDO ALVANEZZI. Nació en Bragado hace 55 años, donde debutó en Primera División como futbolista a los 13 años. Además de jugar en distintos equipos del país lo hizo también en el Livorno de Italia y en algunos equipos de Suiza. Habla, además de castellano, italiano, francés y alemán. ES, sin duda, UNO DE LOS MEJORES FORMADORES DEL PAÍS. Comenzó trabajando en la Escuela Formativa de Fútbol para Jóvenes Talentos (Mar del Plata 99 al 2001). Luego pasó al club Cadetes de San Martín y en el 2003 llegó a Aldosivi donde trabajó hasta el 2007. Del 2008 al 2019 fue entrenador específico de la Sub 12, Sub 13, Sub 14, Sub 15 y Sub 16 del Basilea (Suiza).

Por noticias