Como cada 8 de mayo, las festividades por la Virgen de Luján moviliza a toda la comunidad de creyentes. La patrona de nuestro país, aquella que por voluntad decidiera quedarse en la localidad y el río que ambos portan su nombre hoy, invita a peregrinar en esta fecha. Nuestra ciudad no fue la excepción y en el día de ayer, cerca de las 17:00hs. se realizó la peregrinación por la calle de Bragado.

 Alrededor de las calles del barrio donde se encuentra emplaza su capilla, sobre calle Avellaneda, los feligreses transportaban en sus hombros la imagen de la virgen, mientras realizaban cantos, rezos y alabanzas. Previamente el Padre Thomas, párroco de la Parroquia Santa Rosa de Lima y clérigo que encabezó toda la peregrinación, había invitado a marchar y rezar pidiendo tanto “por nuestra patria, como por la chica que habitamos, Bragado.”

 Así la procesión era encabezada por la imagen que era llevada por miembros de una peña folclórica de nuestra localidad. Detrás venía el Padre Thomas, los alumnos de catequesis que llevaban en sus manos las “virgencitas” que habían confeccionado y el resto de los feligreses. Tras recorrer las calles, la imagen ingresó a la capilla, donde se celebró una misa en su honor.

Por noticias