Días pasados a través de los controles  que se realizan en las áreas contables de la Municipalidad y la denuncia de un contribuyente, se detectó una irregularidad en el flujo de la boca de cobro de la delegación Warnes.

Inmediatamente se realizó un sumario interno en primera instancia, con la separación de la empleada municipal que tenía a su cargo el manejo del dinero.

También desde la subsecretaria de Asuntos Legales se instó una denuncia penal para que la Justicia determine si hubo comisión de un delito.

Mientras duren ambos procesos, esta será la información oficial.

Por noticias