En el día de ayer, se reportó una estafa en horas de la tarde en la comisaría de nuestra ciudad. Una vecina mayor de 97 años, quien vive en la calle Balcarce al 700, fue engañada con una llamada telefónica.

En esta oportunidad los estafadores se hicieron pasar por una hija secuestrada, momentos después tras dialogar con la familia, advirtió el engaño. La suma sustraída ronda los 10 mil pesos y algunas alhajas familiares.

Por noticias