El Intendente Gatica se reunió con el Ministro de Salud Kreplak. Bragado así podría convertirse en proveedor de drogas para la Provincia.

 El día martes, el Intendente Vicente Gatica, junto al secretario de Obres Pública Ing. Fabio Bollini y la secretaria de Salud Dra. Mónica Pusso, mantuvieron una reunión de trabajo con el Ministro de Salud de la Provincia de Buenos Aires Nicolás Kreplak. Durante la misma el Intendente presentó su propuesta de ampliación del laboratorio de drogas y productos farmacéuticos del Hospital Municipal San Luís

 Consultada sobre este encuentro, la secretaria de Salud explicó que no es la primera vez que realizan esta reunión con el ministro de salud y expresó “…ese laboratorio trabajó ininterrumpidamente para nuestro hospital durante 28 años. Los pacientes que se acercan al hospital conocen ya los fármacos que se realizan acá, con un control de calidad estricto realizado por la Universidad de San Luís y siempre ha sido así”.

 Agregó: “Hay una propuesta provincial que los laboratorios, que son cinco o seis en toda la provincia de Buenos Aires, podrían fabricar medicación para la provincia. Nuestra intención primaria es ampliarlo, porque sus instalaciones son chicas para incrementar la producción. Es por eso que estamos buscando financiación para poder lograr esto”, informando además que existen algunas posibilidades de obtenerlo.

 Pusso comentó entonces “Nosotros tenemos, a diferencia de otros hospitales, no solo contar con un laboratorio, sino que además entregamos medicación gratuita a los pacientes ambulatorios. Eso no se da en otros hospitales y eso es característico nuestro. Esa ayuda se puede realizar porque mucha medicación se produce acá y entonces los costos, que, si bien son muy altos lo que se gasta en farmacia, para la comunidad es un beneficio único tener la medicación gratuita en el hospital”.

 La secretaria de salud explicó que en la reunión con Kreplak se explicó este benefició que brinda el hospital, se le comunicó las obras y mejoras realizadas al mismo, como los trabajos en los dos quirófanos, los trabajos en terapia intensiva, en el sector de oncología.