No todo está perdido. En los momentos complicados, aparecen los que verdaderamente se acuerdan del que no la pasa bien. Por suerte, Bragado no para de ayudar.

Un caso es el de los vecinos del barrio Fonavi, que desde hace algunas semanas preparan viandas que entregan los sábados a las familias más vulnerables.

Consultado por Mañanas en orsai, Agustín Zanlungo, uno de los voluntarios, comentó que la idea nació de un grupo de amigos a los que se sumaron vecinos, entre ellos, Gregorio Rivero y su hermana.

Cuando se refirió a cómo viene esta acción solidaria, manifestó que se sienten “más que conformes” por el gran número de familias que reciben ayuda.

Al final, agradeció la colaboración de comerciantes locales y bragadenses que también se acuerdan de las almas que reclaman caricias.

ESCUCHÁ LA NOTA

Categoría:

Videos